EL OCASO DE MUGABE (Publicado en El Mundo el sábado 19 de julio de 2008)

Robert Mugabe fue una figura emblemática en la lucha contra el racismo y la independencia de Zimbawe. El Reino Unido había colonizado la mayor parte del continente africano para extraer las riquezas naturales de la región. Una de las zonas con mayor interés de los británicos fue Rodesia del Sur. Allí establecieron una política segregacionista de una minoría blanca contra la mayoría negra.

            El mundo occidental mantuvo una conducta reprochable en cuanto al tratamiento del racismo en Sudáfrica y Rodesia del Sur. Se negaron persistentemente a un embargo económico hacia esos regímenes porque en esencia era la extraterritorialización del poder europeo en las tierras donde nació el ser humano. Increíblemente hace pocos días Washington levantó el estatus de terrorista a Nelson Mandela, hecho delatador de esta tendencia farisea.

            Así las cosas y ante la presión popular, a los ingleses en 1979 se les ocurrió sacrificar a su personero, Ian Smith, para establecer un cogobierno con el arzobispo anglicano Abel Muzorewa quien se prestó para tal ignominia. Pero fue ineficaz la gestión y hubo necesidad de llamar a elecciones. En el evento comicial celebrado en 1980, Robert Mugabe derrotó a Joshua Nkomo, también de izquierda, además de los restantes candidatos.

            El norte de su gestión fue la de conformar un gobierno progresista con una diplomacia orientada hacia los no alineados. Cambió el nombre de la nación por el de Zimbawe y la capital pasó de Salisbury a Harare. Posteriormente radicalizó su postura y conformó una administración típicamente socialista africana como Angola, Mozambique, Congo-Brazzaville, Guinea, Burkina Faso y Benín.

            En el fondo fue una iniciativa clásica de las guerras de liberación nacional de la etapa de la descolonización durante la década de los sesenta del pasado siglo. Se cambió a la metrópolis por sus herederos internos quienes siguieron detentando el poder económico y ahora accedían al político en una saga de las relaciones de poder preexistentes en la etapa colonial.

            Con el tiempo, Mugabe asimiló el fracaso del socialismo autoritario y no tuvo más auxilio soviético ni chino. Fue pragmático y aceptó las recetas de los organismos multilaterales para subsistir. El deterioro se incrementó hace cinco años atrás decretó la invasión popular de las haciendas, detentadas aún por los blancos luego de tantos años de independencia. Declinó la economía y actualmente padece de una hiperinflación con las secuelas de hambre y angustia para la gente de Zimbawe.

            Es presionado para realizar elecciones y perdió la primera vuelta frente al candidato opositor, Morgan Tsvangirai, quien abandonó el país por temor a ser asesinado. La Organización de Unidad Africana, actualmente reunida en el balneario egipcio en aguas del golfo de Acaba, Sharm El Sheik, delibera y plantea un gobierno de unidad nacional con participación de todos los sectores.

            Estamos presenciando el ocaso del presidente zimbauense, quien de héroe independentista y antirracista, devino en un autócrata vulgar. Su régimen militarizado está viviendo los estertores de la agonía. Prueba que la estructura de poder, independientemente de quien la ocupe, se engulle a quienes la usufructúan. El problema más relevante del mundo contemporáneo reside en las relaciones despóticas, fácticas o representativas, capaces de llevar a los hombres y las mujeres hacia el abismo. Y Mugabe es una demostración ostensible de ese destino.

 

HUMBERTO DECARLI R.

humbertodecarli@yahoo.es

              

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: