A cuarenta años del mayo francés (publicado en El Mundo el 10 de mayo de 2008)

A cuarenta años del Mayo Francés
Humberto Decarli* / El Mundo (Venezuela) – 10/05/08

A finales del mes de marzo de 1968 comenzó uno de los movimientos de masas más relevantes de la historia mundial contemporánea. Iniciado como una demanda reformista universitaria se transformó en un huracán incontenible frente a un modelo social asfixiante en un país capitalista desarrollado.

Fue un año turbulento inscrito en la pugna de la Guerra Fría. Sucedió la Primavera de Praga con los tanques soviéticos aplastando una disidencia para resguardar un imperio despótico. Se produjo la masacre de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco cuando los militares y policías aztecas cometieron un genocidio contra los estudiantes en el marco de unas Olimpíadas. Asimismo, acaeció la Convención Demócrata donde la izquierda estremeció con violentos disturbios a la ciudad de los vientos y además, el homicidio del líder Martin Luther King.

Los hechos en Francia comenzaron en Nanterre, siguieron en la ciudad luz y el resto del país y durante el mes de mayo hizo eclosión la espontaneidad que puso en jaque al Estado francés y al modelo civilizatorio imperante. Las expectativas fueron desbordadas por la dinámica de las movilizaciones y a los estudiantes se aunaron los obreros en unos Comités de Acción fulgurantes.

Aparte de la participación del pueblo francés, estuvieron presentes los movimientos situacionistas, anarquistas, consejistas y maoístas. Es interesante hacer notar la maravilla visual de Bernardo Bertolucci en su película Los Soñadores donde plantea en su epílogo las sendas distintas del socialismo autoritario, representado por los seguidores de Mao, y la libertaria, en esos días parisinos.

La insumisión fue derrotada por el establecimiento encabezado por Charles de Gaulle quien inmediatamente ganó una elección. El Partido Comunista francés, con gran fuerza sindical, se opuso porque estaba en juego su cuota de poder dentro de la democracia representativa.

Muchos análisis sobre este acontecimiento lo definen como un sueño momentáneo, fracasado a fin de cuentas porque sirvió para consolidar al orden establecido. Sin embargo, si reflexionamos concluimos en haber sido una utopía concreta, no teleológica, con secuelas inmediatas a escala planetaria.

En efecto, el Mayo Francés demostró que el modelo capitalista no responde a las aspiraciones de los seres humanos. Esos días evidenciaron la posibilidad de vivir distinto, de sentir emociones, de luchar y amar y valorar al ser humano más allá de una pieza del mercado o de la producción.

Sus lemas hicieron renacer las esperanzas en otra sociedad. “Prohibido prohibir”; “Seamos realistas, demandemos lo imposible” y tantos otros, resumieron el rompimiento de la opresión. A cuatro décadas de su acontecer, apreciamos cómo el poder político y la representatividad se encuentran en una grave crisis. Los partidos son rechazados urbi et orbi, la manera de gobernar está haciendo aguas y el mandato de los electores ha sido traicionado por los dirigentes y una estructura agotada. Junto a la colectivización aragonesa en la guerra española y la efímera Comuna de la Baja California en la Revolución Mexicana, simbolizan la posibilidad de un salto cualitativo social.

Después del fracaso del experimento soviético así como la hecatombe significada por el neoliberalismo triunfante emerge la necesidad de un giro de ciento ochenta grados y se ha probado que el fin de la historia se encuentra muy lejos, dado el proyecto demencial de la globalización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: