TLATELOLCO PRESENTE

diciembre 29, 2008

El pasado 2 de octubre se cumplió el cuadragésimo aniversario del aciago acontecimiento mediante el cual el ejército y la policía de México dispararon alevosamente contra miles de estudiantes concentrados en la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco con el trágico resultado de cientos de muertos, heridos y desaparecidos.

Ocurrió en 1968, el emblemático año que sacudió al planeta en una década turbulenta cuando se quería cambiar un modelo civilizatorio perverso sostenido en plena guerra fría por el capitalismo y el socialismo autoritario. El mayo francés, la primavera de Praga, la muerte de Robert Kennedy, el asesinato de Martin Luther King y muchísimos otros estremecimientos nos hacen evocar con tristeza lo acaecido.

La dictadura perfecta del P.R.I., como la denominó acertadamente Mario Vargas Llosa, estaba en pleno apogeo y logró obtener la sede de los juegos olímpicos de ese año gracias al lobby ante el C.O.I. Sucedía concomitantemente la rebelión estudiantil y había que liquidarla por razones de Estado.

El aparato político mexicano tiene una tradición autoritaria. El desenlace perverso de la Revolución Mexicana así lo definió porque el derrocamiento de la dictadura de Porfirio Díaz fue negociada para mantener el statu quo prescindiendo del déspota en decadencia. Para ello instauraron a Francisco Madero, figura tradicional, como transición dejando incólume a las fuerzas armadas.

El resultado fue la ejecución del mismo Madero, Pancho Villa y Emiliano Zapata, representante de la esperanza agraria luego del Plan Ayala. Igualmente liquidaron la extraordinaria experiencia de la Comuna de la Baja California, donde los magonistas ácratas y los obreros americanos establecieron una interesante coyuntura. Ricardo Flores Magón corrió igual suerte cuando lo liquidaron en una cárcel estadounidense por encargo.

Desde entonces México es un recinto dominado por una mafia política, empresarial, sindical y militar. La saga ha continuado con el reemplazo de P.R.I. por el P.A.N. y sus tecnócratas Vicente Fox y Calderón. Sólo el experimento chiapaneco escapa a la represión gracias a su resistencia organizada pero Oaxaca y Guerrero han visto morir a su gente por insumisos mientras en Ciudad Juárez asesinan a las mujeres y el vasto territorio azteca es azotado por el narcotráfico.

La masacre de Tlatelolco es una expresión del ancestro homicida de las cúpulas políticas mexicanas. La Malinche, López de Santa Anna, Iturbide y el porfiriato fueron manifestación de las traiciones históricas. Para los culpables del pogrom de la Plaza de las Tres Culturas hubo impunidad por la ausencia de institucionalidad democrática pero el genocidio no ha sido en vano porque existe una emergencia subterránea de las bases sociales destinadas a rescatar la dignidad.

Podemos señalar que esa matanza es una vergüenza para toda la humanidad. Es un hecho espantoso comparable a May Lai, la represión estudiantil etíope en los setenta, los horrores de los militares guatemaltecos contra los mayas, las barbaridades cometidas por el mayor D’Abuisson y sus escuadrones de la muerte en El Salvador, las atrocidades de la Triple A en Argentina, los desaparecidos por Pinochet, los homicidios de Fujimori, Montesinos y Sendero Luminoso en Perú y tantos tragedias ocurridas despreciando a los hombres y mujeres. Aunque no haya sanción para los autores intelectuales no se debe pasar la página para que nunca más vuelva a repetirse.


SIGNIFICACIÓN DE BARAK OBAMA

diciembre 29, 2008

El triunfo de Barak Obama por un margen del 6% de los votos populares sobre Mc Cain ha dado lugar a la creación de unas expectativas fundadas en una carga emocional por encima de la real. La insurgencia de un hombre afroamericano, carismático, buen orador y formado en Harvard, como presidente de los Estados Unidos, ha sembrado la ilusión de un cambio en muchas mentes liberales y en ciertos sectores de la izquierda.

Es obvio que los tiempos han cambiado, en formas y no en contenido. Un líder de la minoría afroamericana que hubiese osado presentarse como candidato presidencial en la época de la guerra fría era objeto de asesinato por las fuerzas represivas. Martín Luther King y Malcom X, personajes no electorales, fueron matados por simbolizar la resistencia de un sector étnico de la sociedad americana.

Ahora, cuando el modelo capitalista necesita remozarse por atravesar una profunda crisis económica, financiera y política, ha requerido apelar a un dirigente de tez oscura para mantener la dominación. El poder en los Estados Unidos buscaba un líder con características eficaces para seguir manteniendo la relación de poder existente. Ya había antecedentes republicanos con Colin Powell y Condolezza Rice, quienes representaron la “apertura” de ese partido hacia un importante sector históricamente segregado.

Obama es un profesional graduado en Harvard y en la Universidad de Chicago, centros de formación de los cuadros de dirección política. Su perfil es evidentemente el de un defensor de la tradición de poder. Es un hombre bien escogido porque encaja dentro del esquema aspirado por los factores dominantes.

El presidente de U.S.A. es la expresión de una estructura de poder bien cimentada. Es la punta del iceberg representado por el enjambre de sectores poderosos manifestado en las grandes corporaciones transnacionales, los grupos religiosos tradicionales, el sindicalismo mafioso y por encima de ellos, las logias especializadas en el diseño de las directrices para mantener el orden establecido.

Estos grupúsculos bien concentrados y organizados, son el real factótum de la orientación del devenir americano. Está el Council on Foreing Relations, verdadero eje del liderazgo; Skull & Bones, segmento de la Universidad de Harvard donde se escogen los personeros gubernamentales; y la conocida Comisión Trilateral fundada por los Rockefeller para coordinar con los otros polos capitalistas, Europa y Japón, el control del mundo.

En conclusión, el corazón del poder en los Estados Unidos reside en los agentes recónditos señalados complementados por los instrumentos de ejecución. El presidente del ejecutivo es uno de sus vectores y es el rostro que colorea el panorama haciendo tangible unos cartabones ya decididos.

Debido a la crisis financiera, la burbuja inmobiliaria, la próxima recesión y además, el fracaso de la representación como estandarte de las ideas de la Revolución francesa, se hace menester la exploración de nuevas imágenes de liderazgo y cual no mejor sino la de un miembro de los preteridos afroamericanos, apto para reproducir la plataforma de control instalada en Washington.

Es un fenómeno recurrente como lo demuestra la existencia de personajes carismáticos escogidos en América Latina para la conservación de la situación existente. Los Chávez, Lulas, Evo Morales, Correa y compañía, son significantes de esta clase de nuevas figuras para sostener la democracia populista.


RENACIMIENTO DEL BIPARTIDISMO

diciembre 29, 2008

Renacimiento del bipartidismo
Humberto Decarli* / El Mundo (Venezuela) – 06/12/08

Los recientes resultados electorales evidencian una toma de espacios importantes por la oposición al obtener gobernaciones de entidades muy pobladas (Distrito Metropolitano, Zulia, Carabobo y Táchira) y políticamente relevantes. El oficialismo logra la mayoría de las alcaldías y estados con una votación mayor a los 5 millones. La abstención se mantuvo alta (más del 30%, mayor al chavismo) aunque bajó respecto otros comicios y más de un millón de nuevos votantes no se inscribieron.

Lo interesante de la elección es el incremento de la polarización. El presidente Chávez la estimuló tratando de convertirla en un plebiscito y el antichavismo la aupó porque sabe que así se estrangula al electorado como en el pasado. La opción entre Aristóbulo Istúriz y Antonio Ledesma, similares, es la muestra más trascendente de la ecuación entre ambas formaciones.

Con la caída de la dictadura perezjimenista, Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba y Rafael Caldera, construyeron un modelo de poder más eficaz que el régimen castrense. Conjugaron una pentarquía (militares, alto clero, sindicalerismo, el empresariado y los partidos), donde necesitaron una maquinaria electoral para darle legitimidad. Inicialmente fueron tres pero luego se consolidó en el tándem AD-Copei, con comodines de ocasión como FDP, FND, URD y el MAS.

El bipartidismo reeditaba las experiencias internacionales en resguardo del esquema de dominación. Los liberales y conservadores en Colombia, los demócrata y los republicanos en Estados Unidos, el peronismo y la Unión Cívica Radical gauchos y el laborismo y conservatismo británico, son ejemplos de una alternabilidad sin peligro de cambio esencial.

En el mundo contemporáneo es diferente por el desprestigio de las organizaciones nacidas al calor de la representación. Apreciamos cómo en Colombia surge el uribismo alrededor de un caudillo, Lula Da Silva como expresión de un sindicalismo otrora combativo y el ejemplo chileno, donde hay dos coaliciones, una del pinochetismo y la otra de la socialdemocracia, la democracia cristiana y el archipiélago izquierdista.

El desgaste del chavismo, demostrado en las dos últimas ocasiones electorales, es aprovechado de una pléyade de grupos opositores con intereses disímiles pero con coincidencia en el manejo populista del poder. El oficialismo mantiene un férreo liderazgo en el presidente, quien decide y ordena, pero la oposición es variopinta con representantes ambiciosos. Atisbamos a Manuel Rosales, Leopoldo López y el resucitado Ledezma, como parte de una competencia con fines presidenciales.

Asimismo, el presidente debe revisar la posibilidad de buscar su proyecto más serio, la reelección indefinida, a través de un inconstitucional referéndum o una enmienda a la Carta Magna. Se puede apoyar en la votación alcanzada, relativamente alta para el pésimo desempeño gubernamental, pero corre el riesgo de ser derrotado porque su invencibilidad se ha venido a menos.

Sin embargo, el mundo del poder está tranquilo porque la oposición forma parte de la cultura clientelar y no representa algo distinto. Una estructura política como la venezolana puede permitirse estas oscilaciones al estar plenamente garantizado su dominio. Podrían haber nuevos inquilinos a quienes les corresponda ocupar territorios de gobierno. Mas un trabajo tesonero a largo plazo pudiera crear nuevas maneras de relaciones sociales opuestas al orden establecido.

Renacimiento del bipartidismo
Humberto Decarli* / El Mundo (Venezuela) – 06/12/08

Los recientes resultados electorales evidencian una toma de espacios importantes por la oposición al obtener gobernaciones de entidades muy pobladas (Distrito Metropolitano, Zulia, Carabobo y Táchira) y políticamente relevantes. El oficialismo logra la mayoría de las alcaldías y estados con una votación mayor a los 5 millones. La abstención se mantuvo alta (más del 30%, mayor al chavismo) aunque bajó respecto otros comicios y más de un millón de nuevos votantes no se inscribieron.

Lo interesante de la elección es el incremento de la polarización. El presidente Chávez la estimuló tratando de convertirla en un plebiscito y el antichavismo la aupó porque sabe que así se estrangula al electorado como en el pasado. La opción entre Aristóbulo Istúriz y Antonio Ledesma, similares, es la muestra más trascendente de la ecuación entre ambas formaciones.

Con la caída de la dictadura perezjimenista, Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba y Rafael Caldera, construyeron un modelo de poder más eficaz que el régimen castrense. Conjugaron una pentarquía (militares, alto clero, sindicalerismo, el empresariado y los partidos), donde necesitaron una maquinaria electoral para darle legitimidad. Inicialmente fueron tres pero luego se consolidó en el tándem AD-Copei, con comodines de ocasión como FDP, FND, URD y el MAS.

El bipartidismo reeditaba las experiencias internacionales en resguardo del esquema de dominación. Los liberales y conservadores en Colombia, los demócrata y los republicanos en Estados Unidos, el peronismo y la Unión Cívica Radical gauchos y el laborismo y conservatismo británico, son ejemplos de una alternabilidad sin peligro de cambio esencial.

En el mundo contemporáneo es diferente por el desprestigio de las organizaciones nacidas al calor de la representación. Apreciamos cómo en Colombia surge el uribismo alrededor de un caudillo, Lula Da Silva como expresión de un sindicalismo otrora combativo y el ejemplo chileno, donde hay dos coaliciones, una del pinochetismo y la otra de la socialdemocracia, la democracia cristiana y el archipiélago izquierdista.

El desgaste del chavismo, demostrado en las dos últimas ocasiones electorales, es aprovechado de una pléyade de grupos opositores con intereses disímiles pero con coincidencia en el manejo populista del poder. El oficialismo mantiene un férreo liderazgo en el presidente, quien decide y ordena, pero la oposición es variopinta con representantes ambiciosos. Atisbamos a Manuel Rosales, Leopoldo López y el resucitado Ledezma, como parte de una competencia con fines presidenciales.

Asimismo, el presidente debe revisar la posibilidad de buscar su proyecto más serio, la reelección indefinida, a través de un inconstitucional referéndum o una enmienda a la Carta Magna. Se puede apoyar en la votación alcanzada, relativamente alta para el pésimo desempeño gubernamental, pero corre el riesgo de ser derrotado porque su invencibilidad se ha venido a menos.

Sin embargo, el mundo del poder está tranquilo porque la oposición forma parte de la cultura clientelar y no representa algo distinto. Una estructura política como la venezolana puede permitirse estas oscilaciones al estar plenamente garantizado su dominio. Podrían haber nuevos inquilinos a quienes les corresponda ocupar territorios de gobierno. Mas un trabajo tesonero a largo plazo pudiera crear nuevas maneras de relaciones sociales opuestas al orden establecido.


IMPERA LA INTOLERANCIA

diciembre 29, 2008

http://www.soberania.org
Artículo Caracas / Venezuela – Lunes 29 de Diciembre de 2008

Impera la intolerancia
Humberto Decarli* / El Mundo (Venezuela) – 20/12/08

Durante el pasado mes de noviembre ocurrió un hecho delator de la conducta intolerante. Se trataba de la destrucción de la exposición fotográfica del conocido artista Nelson Garrido en la Universidad Central de Venezuela a manos de pandillas chavistas quienes no pudieron soportar opiniones distintas vertidas en su cámara.

Esta conducta es cónsona con un proyecto totalitario cuya búsqueda se centra en el pensamiento único sin derecho a la discrepancia. Es una vía ejercida por el socialismo autoritario en todas sus facetas desde la Unión Soviética hasta su expresión tropical, Cuba.

Cuando se produjo la revolución bolchevique apareció su manifestación cultural contestataria. Fue el nacimiento del suprematismo y el rayonismo como expresiones estéticas innovadoras. Las calles y los espacios públicos fueron ocupados por las obras de artistas brillantes como Naum Gabo, Antoine Pevner, Olga Rozanova, la Popova, Kashmir Malevich, Vladimir Tatlin, Vasilis Kandisky, entre muchos otros. Con la presencia del arte en la realidad se cuestionaba el concepto mismo de museo.

Estas escuelas abstraccionistas geométricas crearon, junto al Futurismo en Italia y Der Stij en Holanda, las bases para el nacimiento del arte contemporáneo desarrollado en el curso del siglo veinte.

Sin embargo, pronto el devenir de un régimen controlado al máximo por el Estado rindió sus frutos. Con el advenimiento de Stalin se persiguió a las corrientes artísticas abstractas por ser idealistas y se impuso una aberración llamada realismo socialista. Los pintores, escultores y arquitectos hicieron mutis ante la represión y se radicaron en la Bauhaus, en toda Europa y los Estados Unidos. Sólo Tatlin se plegó al nuevo catecismo llegando a decir que el arte debía desaparecer ante la artesanía.

En Cuba es conocida la triste tesis de Fidel Castro cuando alertaba a los creadores que el régimen no iba a permitir disidencia ni crítica. Fue la famosa Carta a los Intelectuales donde señalaba que con la Revolución todo y nada en su contra.

El caso de Nelson Garrido es emblemático para los grupúsculos fascistas venezolanos aupados desde el poder. Pero para este fotógrafo fue un triunfo haber alcanzado provocar a quienes tienen gríngolas cerebrales y no aceptan al pensamiento diferente.

Así como existen grupos pagados por las alcaldías para perseguir la disidencia hay comités parapoliciales que le ahorran al Estado gastos en este renglón sin estar sometidos a límite alguno. Son una suerte de paramilitarismo como el del vecino país donde efectúan operaciones criminales del mismo aparato estatal sin formalidades. La oposición polarizada se asusta porque a su entender hay usurpaciones de funciones sin valorar la delegación del poder hacia mafias facilitadoras del despotismo.

Mientras se producen formas de control sofisticado a través de los medios de difusión, públicos y privados, en paralelo surgen mecanismos disciplinarios bien primitivos propios de la época iniciática del capitalismo. Es la combinación de los dos ángulos del poder: el fáctico característico de esquemas elementales y el institucional con sus ramificaciones de asfixia.

Ojalá emerjan nuevos Nelson Garrido para apuntalar las reservas éticas y estéticas del país frente a la barbarie castrense de un oficialismo desfasado. Hay que estar en pie de lucha para reventar el panóptico global que todo lo domina. Es la opción libertaria de quienes creen en la diversidad.

Artículo relacionado:

UCV: En esta casa, de nuevo ataca la sombra
Nelson Méndez* / Soberania.org – 20/11/08

[*] Humberto Decarli / E-mail: hachede@cantv.net / Abogado, activista social y miembro de la redacción de El Libertario

Artículos anteriores del autor:

Renacimiento del bipartidismo
Humberto Decarli* / El Mundo (Venezuela) – 06/12/08

Significación de Barak Obama
Humberto Decarli* / El Mundo (Venezuela) – 15/11/08

Tlatelolco presente
Humberto Decarli* / El Mundo (Venezuela) – 11/10/08

Más artículos…

——————————————————————————–
Imprimir Enviar
Volver Portada

http://www.soberania.org – Contacto: soberania.org@gmail.com


Denunciada encuestdora NOAR

diciembre 29, 2008

Lunes, 29 de Diciembre de 2008

Ediciones Anteriores
Política
Internacionales
Economía
Deportes
Opinión
Cultura
Sucesos
Espectáculos
Horóscopo
Efemérides
Hipismo
Farándula
Actualidad
Salud
Regiones
Valles del Tuy
Guarenas-Guatire
Barlovento
Altos Mirandinos
Vargas
Tarifas

Ediciones anteriores

<< Diciembre 2008
L M M J V S D L M M J V S D
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Un grupo de especialistas denunciaron a NAOR ante el Ministerio Público

Encuestadora pro Gobierno manipula la opinión pública
28/12/2008

Para los denunciantes, North American Opinion Research (NAOR) es una “falsa” empresa que realiza sondeos diseñados para viciar la intención del voto de los venezolanos

Los profesores e investigadores universitarios Celina Áñez y Baldomero Vásquez, asistidos por el abogado Humberto Decarlo, presentaron el pasado lunes, 22 de diciembre, una denuncia ante la Fiscalía General de la República Bolivariana de Venezuela, acerca de la empresa North American Opinion Research (NAOR) por ser supuestamente una encuestadora “ficticia”, que al parecer realiza sondeos para manipular la intención del voto de los venezolanos.
Los denunciantes introdujeron un oficio ante la doctora Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de la República, alegando que “no existe soporte de la experiencia de esta encuestadora ‘norteamericana’ en Estados Unidos. Sólo un registro en la División Corporativa de Miami. Pareciera que la referencia al gentilicio tiene la oculta intención de imprimirle un sello de profesionalismo técnico-científico”, dijeron.

Al mismo tiempo, Áñez y Vásquez señalaron, a través del comunicado, que “las numerosas inconsistencias de fechas y estadísticas encontradas en los supuestos sondeos difundidos desde el 2005 por NAOR, inducen a afirmar que ella es una entelequia destinada a ocupar un espacio en la opinión pública con fines de manipulación”.

Vale destacar que los denunciantes señalaron que la investigación nace a consecuencia de que NAOR, en el 2005, publicó durante las elecciones parlamentarias que habría un 78% de participación y que 13% no irían a votar.

“Sucedió todo lo contrario, hubo un margen de abstención de 74%, es decir, North American Opinion Research se equivocó por 53 puntos. Lo que implica que esta encuestadora no realiza estudios, ni análisis profesionales, sino que da a pensar que es una falsificadora de la realidad”.

¿Dónde está la sede?

El saber dónde se puede ubicar la sede de esta compañía es una de las primeras interrogantes, ya que en varias oportunidades el gerente de operaciones (cuyo nombre no fue suministrado) había ratificado que está “radicada en Estados Unidos, y que ha realizado numerosas encuestas en América, Europa, Asia y África”. Otras fuentes han afirmado que la misma tiene sede en Pensilvania. Por otra parte, según información publicada por el semanario Quinto Día, de fecha 17 al 24 de Febrero en el 2006 (p.10), el periodista Orlando Ochoa Terán señala como fecha de su registro en la División Corporativa del Estado de Florida de Estados Unidos, el 02 de Marzo de 2004, bajo el número 1549 NE St., North Miami Fl. 33161, USA, es decir, “mucho después que publicara sondeos de opinión en Venezuela”.

Además, el citado periodista agrega que “su registro en la División Corporativa del Estado de Florida no muestra actividad alguna en ese país” y también, dice que “North American Opinion Research no pertenece a ninguna de las conocidas asociaciones de encuestadoras de Estados Unidos”.

Por otra parte, Vásquez y Áñez añadieron que NAOR sólo ha trabajado en Colombia, donde proyectaron el triunfo de Alvaro Uribe, y en Brasil cuando dieron ganador a Lula Da Silva, de resto no existen otros registros en América Latina. Pero, aún queda la incógnita si ¿ésta encuestadora es o no es norteamericana?

Los Clientes

El mismo informe revela que los presuntos patrocinantes de esta compañía, citados con frecuencia por los voceros oficiales venezolanos, son gobiernos extranjeros. “Se observa, sin embargo, que se emplean formas genéricas para identificar a los clientes, tales como: representaciones extranjeras, corporaciones internacionales, embajadas de varios países, gobiernos extranjeros, organismos del gobierno nacional. Ante esta manera inusual de referirse a los clientes, es inevitable plantearse las siguientes preguntas: ¿Específicamente a cuáles clientes se refiere?, ¿No es ésta una forma de ocultar al verdadero cliente?”, manifestó Vásquez.

Inconsistencias estadísticas

Como claro ejemplo de los resultados erróneos dados a conocer por NAOR, se encuentran los estudios realizados en el año 2004, momento en el que se efectuó el Referendo Revocatorio Presidencial.

La empresa proyectó que el “NO” quedaría con 8.615.747 votos, mientras que el resultado dado por el CNE arrojó a favor del “NO” 5.800.629. Es decir, el error de predicción de NAOR en cifras absolutas fue de 2.815.118. En términos relativos el error fue de 32,67%, o sea, ocho veces mayor al margen de error que especificaba la encuesta (3,5%). Esto desmiente rotundamente lo que el gerente afirmó el 30 de agosto de 2004, cuando indicó que el error de predicción en el RR había sido de 3%.

Por otro lado, mientras la encuestadora pronosticó una abstención en RR del 4%, según el CNE fue de 30,08%; es decir, el error de pronóstico fue 7,5 veces la cifra de abstención.

Yusmeri Arenas / Yusmeri1005@gmail.com

Home Login


AMPARO CONTRA EL CNE POR SMARMATIC

agosto 11, 2008
Introducen ante TSJ recurso
de amparo contra el CNE

Agencia Intopress Caracas / Univisión (USA) – 16/07/08
Un amplio documento a través del cual exponen una serie de articulados de la Constitución nacional, a través del cual solicitan al TSJ “se decrete una medida cautelar innominada consistente en ordenar la inmediata resolución de todos los contratos suscritos por el CNE con Smarmatic”. Alegan que “el Estado puede hacerlo perfectamente con fundamento en lo denominado por la doctrina como cláusulas exorbitantes”.  

……………………………………………………………………………………………………………………………

EL OCASO DE MUGABE (Publicado en El Mundo el sábado 19 de julio de 2008)

agosto 11, 2008

Robert Mugabe fue una figura emblemática en la lucha contra el racismo y la independencia de Zimbawe. El Reino Unido había colonizado la mayor parte del continente africano para extraer las riquezas naturales de la región. Una de las zonas con mayor interés de los británicos fue Rodesia del Sur. Allí establecieron una política segregacionista de una minoría blanca contra la mayoría negra.

            El mundo occidental mantuvo una conducta reprochable en cuanto al tratamiento del racismo en Sudáfrica y Rodesia del Sur. Se negaron persistentemente a un embargo económico hacia esos regímenes porque en esencia era la extraterritorialización del poder europeo en las tierras donde nació el ser humano. Increíblemente hace pocos días Washington levantó el estatus de terrorista a Nelson Mandela, hecho delatador de esta tendencia farisea.

            Así las cosas y ante la presión popular, a los ingleses en 1979 se les ocurrió sacrificar a su personero, Ian Smith, para establecer un cogobierno con el arzobispo anglicano Abel Muzorewa quien se prestó para tal ignominia. Pero fue ineficaz la gestión y hubo necesidad de llamar a elecciones. En el evento comicial celebrado en 1980, Robert Mugabe derrotó a Joshua Nkomo, también de izquierda, además de los restantes candidatos.

            El norte de su gestión fue la de conformar un gobierno progresista con una diplomacia orientada hacia los no alineados. Cambió el nombre de la nación por el de Zimbawe y la capital pasó de Salisbury a Harare. Posteriormente radicalizó su postura y conformó una administración típicamente socialista africana como Angola, Mozambique, Congo-Brazzaville, Guinea, Burkina Faso y Benín.

            En el fondo fue una iniciativa clásica de las guerras de liberación nacional de la etapa de la descolonización durante la década de los sesenta del pasado siglo. Se cambió a la metrópolis por sus herederos internos quienes siguieron detentando el poder económico y ahora accedían al político en una saga de las relaciones de poder preexistentes en la etapa colonial.

            Con el tiempo, Mugabe asimiló el fracaso del socialismo autoritario y no tuvo más auxilio soviético ni chino. Fue pragmático y aceptó las recetas de los organismos multilaterales para subsistir. El deterioro se incrementó hace cinco años atrás decretó la invasión popular de las haciendas, detentadas aún por los blancos luego de tantos años de independencia. Declinó la economía y actualmente padece de una hiperinflación con las secuelas de hambre y angustia para la gente de Zimbawe.

            Es presionado para realizar elecciones y perdió la primera vuelta frente al candidato opositor, Morgan Tsvangirai, quien abandonó el país por temor a ser asesinado. La Organización de Unidad Africana, actualmente reunida en el balneario egipcio en aguas del golfo de Acaba, Sharm El Sheik, delibera y plantea un gobierno de unidad nacional con participación de todos los sectores.

            Estamos presenciando el ocaso del presidente zimbauense, quien de héroe independentista y antirracista, devino en un autócrata vulgar. Su régimen militarizado está viviendo los estertores de la agonía. Prueba que la estructura de poder, independientemente de quien la ocupe, se engulle a quienes la usufructúan. El problema más relevante del mundo contemporáneo reside en las relaciones despóticas, fácticas o representativas, capaces de llevar a los hombres y las mujeres hacia el abismo. Y Mugabe es una demostración ostensible de ese destino.

 

HUMBERTO DECARLI R.

humbertodecarli@yahoo.es

              

 


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.